Oasis

Abril 28, 2017 - 11:55 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Nadie tiene que aprobar o validar lo que haces o dejas de hacer, y si buscas aprobación, necesitas elevar tu autoestima.

Tu felicidad nace de amarte y amar, de tu pasión y tu paz interior, no de lo que digan o piensen los demás.

Son infelices los que viven su vida condicionados por los juicios, los elogios o las críticas de familiares o extraños.

Sé tú mismo, confía en ti, escucha tu corazón, escucha a tus ángeles, persigue tus sueños y deja de buscar aprobación.

Del mismo modo cree que te mereces lo mejor, valórate y borra de tu mente pensamientos bloqueadores sobre la prosperidad.

Dios te puso en un mundo de abundancia y, acaso sin darte cuenta, tú la rechazas y buscas la carencia.

Lo material y el dinero son buenos y te llegan si los buscas, los atraes y usas tus talentos para triunfar.

Muchos están mal, no por un destino ciego, sino por ponerse de víctimas, verse como pobrecitos y enseñarse a que les regalen todo. Aman a los duendes de la miseria.

VER COMENTARIOS
Columnistas