Oasis

Oasis

Junio 12, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Timur o Tamerlán, 1336-1405, fue un caudillo mongol. En 1363 se tomó el poder. En 1370 se proclamó rey y alegó ser heredero de Gengis Khan.

La capital de su imperio era Samarkanda, (hoy en Uzbequistán). Dominó todo el Turquestán y se anexó Irán, Iraq, Armenia y Georgia.

Luego dirigió sus fuerzas hacia la India que sometió en 1398. En una sola campaña arrasó Delhi.

Luego tomó Damasco, Alepo y Bagdad y Asia. Sometió a vasallaje a los otomanos en 1402.

Así permitió subsistir casi un siglo más al Imperio Bizantino, librándole del acoso otomano.

Murió cuando se disponía a llevar la ‘guerra santa’ a China, su imperio se disgregó por serias divisiones entre sus hijos y nietos.

Me gusta recordar a estos personajes y aprender de ellos. Su Dios era el poder y sólo vivieron para conquistar y subyugar con el temor.

Según los sabios cada quien elige si pone como centro de su vida el amor o el temor. Eres libre para darle un cauce a tu vida.

VER COMENTARIOS
Columnistas