Oasis

Oasis

Junio 03, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El pastor de EE.UU. Jesse Duplantis tuvo una conversación con Dios y la contó sin pudor en su programa de tv:

El Todopoderoso me ordenó: reemplaza tu aeronave por un Falcon 7X. Le dije: no puedo pagarlo y Dios dijo: de eso no te preocupes.

Ese jet de lujo cuesta 54 millones de dólares. Los últimos tres aviones los compró en efectivo con dinero de sus incautos y poco pensantes seguidores.

Hace poco Kenneth Copeland, otro televangelista de Texas, compró un jet Gulfstream V por 36 millones de dólares.

En televisión los dos defendieron el uso de avión privado diciendo: “Los vuelos comerciales están llenos de demonios".

Duplantis agregó: “Si creen que un pastor no debe andar en avión privado, recen y Dios les dirá qué tienen que hacer”.

Es seguro que sus ingenuos fieles le darán el avión. Bien dijo un campesino: “Primero se acaba el pienso que los marranos”.

Acá buen número de pastores no tienen avión. pero si cientos de millones y todos los lujos. ¡Ay Dios, cómo abusan de ti y de tu nombre!

VER COMENTARIOS
Columnistas