Oasis

Oasis

Junio 03, 2018 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Hay personas muy intuitivas y con la facultad de interpretar los sueños proféticos.

Y según una creencia popular, ya obsoleta, esas personas podían tener seis dedos en una mano o un pie.

Por allá en la época del Renacimiento se unía esa anomalía anatómica al hecho de tener un sexto sentido.

De hecho, el pintor Rafael pintó a San José con seis dedos en un pie, en su cuadro Desposorios de la Virgen (1504).

También hizo lo mismo con el Papa Sixto IV al pintarlo junto a la virgen en su obra La Madona de San Sixto (1516).

Es un dato curioso que recordamos sólo para invitarte a darle importancia a la intuición y las corazonadas.

Muchas mujeres suelen atribuirse un sexto sentido que suele ser una intuición más desarrollada.

Aquietarse, interiorizar y escuchar el corazón es un medio estupendo para intuir o saber qué nos dice Dios.

VER COMENTARIOS
Columnistas