Oasis

Oasis

Abril 25, 2017 - 11:55 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Un buen jefe o líder actúa así: dedica mucho tiempo a ser entrenador o coach de su gente. 60% de su tiempo es para las estrellas, los mejores.

Es un buen profesor, comparte con su grupo algo nuevo que aprendió o una experiencia valiosa que tuvo.

Es enemigo de la burocracia. Sabe que a más reglas, manuales y controles, menor será la innovación y el espíritu empresarial de su equipo.

No le presta atención a los chismes, las excusas, las venganzas, la lambonería o las disputas personales menores.

Un buen líder o jefe es bien consciente de que las personas son más importantes que las cifras, las máquinas y las estructuras.

Una de sus principales cualidades es la humildad, silencia su ego y para nada se cree más que sus colaboradores.

Otra de sus cualidades en un mundo tan cambiante, es la flexibilidad para impulsar cambios o adaptarse a ellos.

Un buen jefe lidera con el ejemplo porque sabe que nadie es líder de otros si primero no es líder de su propia vida.

VER COMENTARIOS
Columnistas