Oasis

Oasis

Febrero 20, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Padre fuente de amor y paz, te amo y sé que me amas. Las muestras de tu amor infinito son constantes y están a la vista.

Mis plegarias, amado mío, no son para pedirte nada, simplemente son para expresarte mi amor, darte gracias y alabarte.

Son oraciones del corazón y no rezos repetitivos, porque las mejores plegarias son para amar, agradecer, alabar y aceptar.

Esas cuatro oraciones son las que quiero hacer hoy y siempre agregando una más: oración para perdonarme y perdonar.

Me enseñaron a pedirte perdón, pero tú no tienes que hacerlo ya que siendo Dios todo lo comprendes y no necesitas perdonar.


Algunos hablan aún de ti como un ser a quien hay que temer, que juzga y condena. Nada más absurdo.

Simplemente nos diste libertad y con ella cada cual siembra y recoge. Cada quien es libre para aprender con amor o con dolor.

Te amo con todo mi corazón y te doy gracias; te alabo, eres lo máximo, eres luz y paz, eres todo. Acepto mi realidad. Gracias por amarme infinitamente.

VER COMENTARIOS
Columnistas