Oasis

Oasis

Febrero 19, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

A Griselda Blanco la llamaban ‘la viuda negra’ porque mató a tres de sus cuatro esposos; también ‘la madre de la cocaína’.

Nació en Cartagena en 1943 de madre soltera y pobre. Se crió en Medellín, fue cabecilla del Cartel y de ella aprendió Pablo Escobar.

A los 11 ya era una hábil carterista y a los 12, con una pandilla, realizó su primer secuestro: un niño de familia rica y de 9 años.

Terminó en su primer asesinato, porque la familia se negó a pagar el rescate y le disparó en la frente.

A los 13 años fue violada por su padrastro y huyó de la casa. Su vida tenebrosa se explica con su horrible infancia.

Creó las rutas de tráfico de cocaína a EE.UU., el sicariato en moto y las mulas. Se cree que mandó a matar a más de 250 personas.

Vivió en Miami, fue a prisión en 1984 por 20 años. Volvió a Colombia y un día un sicario la mató en Medellín en 2012.

Como siempre pasa, acabó mal, algo que pretenden eludir los que se creen muy vivos. La vida te devuelve lo que le das, pero pocos aprenden del mal fin ajeno.

VER COMENTARIOS
Columnistas