Oasis

Oasis

Enero 21, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Haz las paces con Dios. Él no manda males, no crea infiernos, te ama infinitamente y comprende que puedes cometer graves errores.

Crea un nuevo concepto de Dios para una nueva vida, y entonces puedes tener una nueva fe que sí corresponda a la realidad:

No hay seres buenos ni malos, sólo hay espíritus con mayor o menor consciencia. Aunque cueste digerirlo, los espíritus inconscientes ayudan a los otros a avanzar.

En otras palabras, quien te talla te invita a crecer en paciencia, aquel que te critica te enseña humildad y quien te quita algo te enseña desapego.

El espíritu que aún se mueve en la ignorancia recogerá el mal fruto de sus acciones, pero al fallar actúa sin saberlo como un maestro.

Sí, te parece absurdo, pero los que te hacen daño son tus mejores maestros en el exigente aprendizaje del amor.

Al morir o trascender todos volvemos donde Dios y estamos en distintos niveles según lo que cada ser sembró para que exista la justicia.

Dios no juzga ni rechaza a nadie, y sabe que cada espíritu está en un proceso diferente con mayor o menor consciencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas