Oasis

Oasis

Diciembre 19, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Según un cuento sufi un día el sultán salió de viaje con sus consejeros y de paso se encontraron con un derviche que dijo:

Le puedo dar un sabio consejo a aquel que se desprenda de cien dinares que donaré a los pobres.

El sultán preguntó. ¿Cuál buen consejo me darás por tanto dinero? Dame primero los dinares le anotó el sabio. Así se hizo y el derviche le dijo al califa:

“Nunca hagas nada sin que antes hayas reflexionado cuál será el final de tu actuar, a dónde te llevará”.

Los presentes se rieron juzgando que el consejo no valía la pena y que el sultán había actuado con ligereza al dar primero el dinero.

Pero éste dijo que el consejo era sabio y ordenó que se fijara en muchos lugares del palacio y en su vajilla personal.

Resulta que semanas después un cortesano sobornó al cirujano oficial para envenenar al sultán, pero este antes de hacerlo leyó el aforismo, se arrepintió y contó todo.

El cortesano fue apresado y el sultán dio a conocer aún más el pensamiento del derviche y agregó: no juzgues si algo es bueno o malo hasta ver los resultados.

VER COMENTARIOS
Columnistas