Oasis

Oasis

Diciembre 06, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La hermosa tradición de las velitas es sólo de Colombia y los extranjeros la admiran y quisieran que existiera en su país.

Es un lindo homenaje a María que va a dar a luz a Jesús quien a su vez dirá después: “Yo soy la luz del mundo y quien me sigue no anda en las tinieblas”. ¿De verdad es tu luz?

Por lo mismo, sería muy triste que ese ritual de encender las velitas se limitara a un acto festivo y alegre sin una pizca de espiritualidad.

No, aprovecha para darle un sentido profundo con el poder de la fe y la oración. Puedes hacer cosas como estas:

Antes de prender las velas todos en familia se toman de las manos, se perdonan, dan gracias y eligen estar unidos en el hogar.

Al prender cada vela le pones una intención y oras en consecuencia: Por cada persona que amas, por la paz, por la salud, por los que sufren, para dar gracias, etc.

Mientras prendes las velitas y las admiras, escucha hermosos villancicos y prepara tu espíritu para celebrar una buena Navidad.

¿Cómo? Unido a Dios y los tuyos, con fe y con amor. También siendo solidario con los pobres. No hay que comprar nada, sólo amarte y amar.

VER COMENTARIOS
Columnistas