Oasis

Oasis

Diciembre 05, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Los golpes de la vida, sobre todo algunos que desbordan la imaginación por su crueldad, te mueven a rebelarte y pelear.

Crees que no tienes por qué sufrir tanto y necesitas mirar a otros y aprender que nadie pasa por la vida sin llorar.

Veamos el caso de Martin Gray: Este caballero sufrió hasta lo indecible en varios campos de concentración nazis y logró salir con vida de semejante infierno

Rehizo su vida, se casó, tuvo varios hijos y, además, logró sobresalir en su trabajo y alcanzó eso que llaman éxito profesional. Pero, un día, cuando todo estaba bien, su familia murió en un incendio forestal y las llamas destruyeron también su casa.

Le dijeron que podía impulsar una investigación judicial ya que había sospechas de que el incendio podría haber sido provocado.

Martin no lo hizo y más bien eligió superar su terrible pena creando una organización para prevenir incendios. Suyas son estas sabias palabras: “Necesito concentrarme en el presente y en el futuro, no en el pasado.
Sólo aceptando la adversidad tengo paz y le puedo dar un sentido a mi vida y a la muerte de mis seres queridos”.

VER COMENTARIOS
Columnistas