Oasis

Oasis

Noviembre 22, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Ojo con el ego que te domina, que se infla y, lleno de arrogancia, te mueve a despreciar a otros porque te crees indispensable o superior.

Ese ego faraónico que bloquea para aceptar críticas, reconocer vacíos y poder trabajar en equipo lo acallas con la humildad y la flexibilidad.

¿Cuántas relaciones y cuántas empresas fracasan por el orgullo? Acepta que el egoísmo te mete en los problemas y el orgullo te mantiene en ellos.

La humildad te acerca a los demás y fortalece las relaciones, pero el orgullo te aleja de los demás y genera desacuerdos.

Jesús fue sencillo y siempre alabó la virtud de la humildad. De hecho fueron los humildes quienes escucharon y aplicaron sus mensajes.

Amor auténtico, unión con Dios, tolerancia y sencillez son tus fuerzas para salir de arenas movedizas, crear sinergia y convivir en armonía.

Siendo humilde tiendes a ser solidario y eso es mucho mejor que ser un solitario amargado y sin esperanzas.

Aprende a crear sinergia. Los gansos y otras aves vuelan en forma de V y ahorran 71% de energía al ayudarse mutuamente.

VER COMENTARIOS
Columnistas