Oasis

Oasis

Noviembre 19, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Quienes beben incluso niveles bajos de alcohol tienen mayor riesgo de contraer cáncer de boca, esófago, garganta y mama.

Está comprobado que los cánceres de hígado y páncreas son más comunes en las personas que beben con exceso.

Las evidencias científicas son claras: el alcohol es un factor que aumenta las probabilidades de sufrir cáncer, esencialmente en el aparato digestivo.

Pese a ello, existe un desconocimiento preocupante entre la población de este riesgo asociado a las bebidas alcohólicas.

Y es en este punto en el que la industria está desempeñando un papel criticable, de ‘negación, distorsión y distracción’.

Están tratando de confundir a la ciudadanía, ocultando que beber alcohol implica mayor riesgo de sufrir enfermedades tumorales incluso con moderado consumo.

El ser humano crea sus propias enfermedades y, ya bien mal, culpa a Dios o a su mala suerte de lo que él mismo originó en su inconsciencia.

El primer amor es el amor a sí mismo, pero de eso saben nada o muy poco los bebedores y los fumadores.

VER COMENTARIOS
Columnistas