Oasis

Oasis

Noviembre 03, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Según una encuesta 78% de los entrevistados comen pan de muerto y 66% prenden velas el 2 de noviembre día de los muertos en México.

Por su parte un 27% de ellos compran calaveritas de azúcar para ellos mismos o para sus hijos en esta celebración.

La fiesta de Día de Muertos está incompleta sin los claveles color naranja llamados cempasúchiles, “flores de 20 pétalos” en dialecto náhuatl.

Los mexicanos aprenden desde chicos que el aroma de esta flor es un elemento para guiar a los difuntos en su ida y regreso a al altar.

Siempre me ha llamado la actitud de los mexicanos ante la muerte que es más positiva que la de otros países latinos.

No comparto su culto a la “santa muerte” pero hay que admirar el modo festivo con el que ellos ven a la parca.

Eso sí, sería bueno no hablar de “muertos” ya que no existen y todos estamos vivos en esta dimensión o en la otra.

Asume así la realidad porque los que partes sólo han cambiado de cuerpo y de forma. Viven y nos encontraremos con ellos. Sólo muere el cuerpo.

VER COMENTARIOS
Columnistas