Oasis

opinion: Oasis

Dos aportaciones americanas a la dieta europea, el maíz y las patatas, son fundamentales para la economía y la alimentación humanas.

Oasis

Octubre 05, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Dos aportaciones americanas a la dieta europea, el maíz y las patatas, son fundamentales para la economía y la alimentación humanas.

Una tercera, el sabroso y nutritivo tomate, lo ha sido igualmente desde el punto de vista culinario y gastronómico.

Hasta tal punto que dos de las más ricas gastronomías mediterráneas, la española y la italiana, parecen casi haber nacido con él.

En un principio, el tomate se valoró más como planta ornamental que como alimento. Tuvo que luchar con una fama nada merecida: la de afrodisíaco.

Quizá por esa fama los franceses bautizaron inicialmente al tomate como ‘pomme d’amour’ o manzana de amor.

Los italianos le llamaron ‘poma d’oro’, manzana de oro o pomodoro. Los alemanes lo llamaron ‘Paradisapfel’ o manzana del Paraíso. Estas son algunas propiedades:

Alto contenido en licopeno, antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de próstata, bueno para la hipertensión arterial y rico en fibra, y más si se come con su piel.

El tomate cuenta con gran cantidad de vitaminas B, C y A, y minerales como potasio, fósforo, magnesio y calcio. Ayuda a la digestión.

VER COMENTARIOS
Columnistas