Oasis

Oasis

Octubre 02, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El admirado escritor Héctor Abad Faciolince dijo recientemente en Medellín: “Dejé de sentirme una víctima del conflicto con el paso del tiempo.

Hay maneras de dejar de sentirse víctima; la manera especial para mí fue a través de la representación de la violencia.

Uno lo logra con un arma artística; esta representación es muy sanadora. Así nos educaron en mi casa.

No podíamos quedarnos en los sufrimientos, en los resentimientos, en el dolor, sino seguir adelante.

A pesar de todas las cosas trágicas que nos ocurrieron, que no son raras para los habitantes de Medellín, nosotros por distintos mecanismos psicológicos o artísticos hemos logrado salir adelante”.

Eso que afirma es coherente con lo que uno percibe en sus conocidas y leídas novelas, en sus escritos y en su buen actuar.

Su humanitario padre fue asesinado en agosto de 1987 por paramilitares. Era un médico destacado y gran defensor de los derechos humanos.

Ojo: si te instalas en el rol de víctima, nunca te superas y te quedas ahí lleno de odio o rabia y mendigando amor, pero sólo recibes lástima y no eres feliz.

VER COMENTARIOS
Columnistas