Oasis

Oasis

Septiembre 29, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Un estudio realizado en Guatemala demostró algo muy valioso en relación con el desarrollo mental, físico y emocional de los niños:

Los niños bien alimentados, sin retraso en el crecimiento, tuvieron más probabilidades de escapar de la pobreza cuando adultos.

Se demostró que obtuvieron ingresos entre 5 % y 50 % superiores a los de sus pares que habían sufrido retraso en su desarrollo.

Sin embargo, la desnutrición no es el único factor en la disminución de la capacidad de crecimiento del futuro éxito de un niño.

La falta de cuidados, de cariño y la exposición a situaciones de estrés pueden causar en los menores daños irreversibles para el resto de su vida.

El cerebro de un niño que ha logrado el pleno potencial de desarrollo puede ‘iluminar’ como un foco de 200 watts.

Del mismo modo uno que no lo logró, solamente alcanza los 25 watts, es decir, casi un 90 % menos de oportunidades.

Un pequeño necesita nutrición corporal y también mucho amor, cuidados y un ambiente tranquilo y positivo.

VER COMENTARIOS
Columnistas