Oasis

Oasis

Septiembre 24, 2017 - 06:40 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Educar es cultivar la motivación intrínseca de los niños y su capacidad para resolver problemas y pensar por sí mismos.

Es ofrecer libertad y respeto, ayudarles a tener principios para que al actuar no dependan de premios ni castigos.

Hay que aceptar las fallas, ver el error no como algo horrible, sino como el motor del aprendizaje, y fomentar la colaboración más que la competitividad.

Hogar y centro educativo unidos deben propiciar la autonomía de los niños para que amando se sientan responsables y capaces.

Que como parte de la familia participen de las decisiones que los afectan y se enseñen a dar, no solamente a recibir.

El fin último no es lograr mentes llenas de información, sino corazones llenos de amor y contar con buenos seres humanos.

En el sistema educativo falta juego, emoción y falta vivencia. Los contenidos son importantes, pero es clave educar en inteligencia emocional y espiritual.

La información está en internet y sirve muy poco si los niños y los jóvenes no están bien emocionalmente y espiritualmente.

VER COMENTARIOS
Columnistas