Oasis

Septiembre 12, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Los primeros homo sapiens llegaron a Europa hace unos 45.000 años y su huella genética ha desaparecido por completo en la población actual.
Las primeras poblaciones con las que los europeos de hoy tienen algún parentesco se remontan a hace 37.000 años.

Se identifica a esta población con la cultura auriñaciense que nos da los primeros ejemplos de arte y música, como las pinturas de la cueva de Chauvet en Francia.

En esa época, Europa vivía en la última edad de hielo, con glaciares avanzando desde el norte y empujando a pueblos enteros a la migración o el exterminio.

Hace unos 14.000 años, otra población llegó de Oriente Próximo desembarcó y se convirtió en dominante, sustituyendo a buena parte de las anteriores.

Sus genes se han identificado en restos de cazadores y muestran que tenían la tez oscura y ojos azules. Todos provenían al inicio de África.

Suena insólito, pero hace 14.000 años, todos los europeos tenían piel oscura y ojos marrones. Los primeros con genes de piel clara vivieron hace unos 13.000 años.

Al llegar los primeros agricultores de Oriente Medio se inaugura el Neolítico y la tez blanca se hace mucho más común. Los europeos fueron negros durante la mayor parte de su historia. Duro para el ego.

VER COMENTARIOS
Columnistas