Oasis

Oasis

Septiembre 05, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

A Gandhi se atribuye esta frase: “La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía”.

No sé si es de él, pero es claro que, aunque suene linda, encierra una falsedad como se puede ver con un simple ejemplo:

Un corrupto piensa robar 5 mil millones, lo dice y lo hace. ¿Eso es la felicidad suya y la de los demás? No. Carece de coherencia.

Solamente hay felicidad cuando lo que piensas, dices y haces es algo que brota del amor y de la honestidad que son los valores esenciales.

El ser humano yerra mucho cuando llama felicidad a lo que no lo es y cada quien tiene su propia comprensión de lo que es la felicidad.

Para unos coincide con el éxito, para otros con la fama o con tener poder o dinero. Para muchos sabios es la misma paz interior.

El éxito material muchas veces lleva al fracaso y, por eso, en las cárceles hay muchos seres exitosos en lo económico.

Ojo: Cifra tu felicidad en amar y ser coherente. No la pongas fuera de ti, en posesiones o personas, pues todo lo vas a perder, pero nunca la paz de tu alma si amas de verdad.

VER COMENTARIOS
Columnistas