Oasis

Oasis

Agosto 30, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Hoy decido ser más y más espiritual porque así sacio con agua fresca la sed de mi espíritu y camino en la luz y la verdad.

Mi fuerza nace de creer, mi paz de ser honesto, mi sabiduría de ser consciente, mi gozo de servir y mi felicidad de amarme y amar.

Lo más importante para mí es cultivar con el amado Dios una hermosa relación de amor y de comunión constante porque Él es la fuente universal de la luz.

El amor me permite ver a mis hermanos sin juicios, aunque fallen, y tratarlos con serena compasión y mucha comprensión.

Comprendo que cuando yerran están condicionados por vacíos, carencias y estados de inconsciencia e ignorancia.

Padecen de ceguera espiritual, ven espejismos, lejos de la luz, sin amor y, como bien afirmó Yeshua: “No saben lo que hacen”.

Para ser más espiritual amo a los ángeles, medito, me relajo, sirvo, leo lo que me inspira y veo el amor del Padre en su fascinante creación.

Cada día soy más agradecido, hago todo con amor, respeto las creencias de los demás y acepto la realidad porque todo es perfecto aún con sus sombras.

VER COMENTARIOS
Columnistas