Oasis

Oasis

Agosto 27, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

“Yo honro el lugar dentro de ti donde el universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y de luz, de verdad y de paz.

Yo honro el lugar dentro de ti donde, cuando tú estás en ti y yo en mí, somos uno en el Uno y todo en el Todo, uno en y con Dios”.

Somos lo mismo en distintos cuerpos, energía divina, en apariencia separada, pero siempre interconectados.

Tú eres mi hermano, aunque en tu estado de inconsciencia puedas hacer un daño, que espiritualmente me enseña algo.

En lo material me robas algo, y en lo espiritual tengo la oportunidad de practicar desapego, aceptación y perdón.

En lo material matas a un familiar, y visto con la luz del alma, le das el regalo de viajar para seguir vivo en la dimensión donde todo es amor, luz y paz.

Honro tu vida, aunque estés en la oscuridad, también yo lo he estado y aún me equivoco, porque todos iniciamos en un kinder espiritual.

Te amo y no te juzgo porque somos lo mismo. Todos somos hijos del mismo Padre y, por su infinito amor, somos dioses por Él, con Él y en Él.

VER COMENTARIOS
Columnistas