Oasis

Oasis

Agosto 27, 2017 - 06:40 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Un cuento árabe dice que un hombre iba todas las noches en Beirut a una panadería y compraba seis panes.

Esta costumbre despertó la curiosidad de una joven que casi siempre lo atendía.

Un día no se resistió más y le preguntó: ¿Para quién compra los panes? Y él respondió con entusiasmo:

Dos son para mí y mi amada esposa, dos los devuelvo y los dos restantes son una especie de préstamo.

La vendedora quedó más intrigada que antes y agregó: ¿Me puede decir a quién le devuelve y a quién le presta?

Con mucho gusto, dijo el caballero: Les devuelvo a mis padres con gratitud lo que ellos me dieron en la infancia y en tantos años de entrega.

Les presto a mis dos hijos sin ningún interés, los amo de corazón y abrigo la esperanza de que me cuiden con amor en mi vejez.

Hasta aquí el cuento que ojalá te haga pensar en los valores que mantienen vivo el amor real, y uno de ellos es la generosidad.

Solamente disfrutas la felicidad que ofreces y en el devenir de la vida nunca das sin recibir. Date y da, pero aprende a merecer, a recibir.

VER COMENTARIOS
Columnistas