Oasis

Agosto 01, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Valiosas estas palabras del gran ciclista Rigoberto Urán: “Cada uno tiene que luchar por lo que quiere y trabajar, trabajar y trabajar”.

Lo mejor de este gran deportista son su carisma, su sencillez, su amor a la familia y a sus amigos y a la patria.

Es de esos campeones que, además de ser buenos en su deporte, también son buenas personas y dan ejemplo de vida.

Su espontaneidad ya es proverbial y sus frases y respuestas con razón se han vuelto populares y nos gustan a todos:

En diciembre no se gasten la plata en pólvora. Ilumínense mejor. Todo sirve para la preparación, mijitos. No coman cuento. La mejor EPS es el deporte.

Caminar descalzo es lo mejor para recargarnos de buena energía mijitos. Eso dice mi abuela. Mijos, qué difícil entender que con el hambre, la salud y la educación de los niños no se juega.

Mijitos, llegar a casa así y que te digan que no hay agua para una ducha. Qué cagada. ¡Estamos destruyendo la tierra!

Una medalla o una muchacha de esas. Prefiero la muchacha. Madrugue, mijito, para que gane plata. Muy bien, mijito, el estudio y el deporte van de la mano.

VER COMENTARIOS
Columnistas