Oasis

Oasis

Julio 25, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Un estudio reciente sacudió los cimientos de la historia de la lenta evolución de nuestra especie humana.

Han estudiado mejor fósiles molares hallados hace años en Bulgaria y Grecia de un ancestro del Homo sapiens que data de hace 7.2 millones de años.

Se trata del Graecopithecus freybergi, apodado como el ‘Graeco’ por los autores del trabajo publicado en la revista Plos One.

Según este hallazgo los ancestros del hombre comenzaron a evolucionar en Europa 200 mil años antes de la aparición del primer homínido en África.

Entonces el buscado eslabón perdido entre los chimpancés y los humanos, habitó en la región mediterránea.

Durante esa época el mar se secaba por completo con frecuencia y formaba un puente de tierra entre Europa y África.

Esto permitió que los primeros homínidos cruzaran de un continente a otro. Al parecer el Homo sapiens no vino de África sino que surgió en Europa.

Claro que todo esto es diabólico para el que se aferra al texto de la Biblia como si fuera un libro de ciencia y no un libro religioso y condicionado por el tiempo en el que se escribió...

VER COMENTARIOS
Columnistas