Oasis

Oasis

Julio 20, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Cuando te critiquen serénate, sé paciente y piensa bien lo bueno que puedes aprender de los agravios y del perdón.

Quien te ataca le hace un bien al ego porque lo desinfla y te da la oportunidad de crecer en humildad y tolerancia.

Nunca busques aprobación y acepta que nadie quita ni aumenta un centímetro a tu estatura al gritarte enano o gigante.

Eres lo que eres independientemente de las calumnias de los críticos o el peligroso almíbar de los aduladores.

No te envanezcas con las alabanzas y crécete con los ataques y los juicios despectivos como el genial literato danés Andersen.

Hoy nos suena absurdo, pero sus cuentos infantiles fueron recibidos en un inicio con severos y falsos juicios como este:

“Sus escritos son obras inadecuadas para niños y positivamente desfavorables para sus mentes”.

Sin embargo el brillante cuentista no se dio por aludido y siguió adelante como lo puedes hacer tú, con autoestima, gallardía y entereza.

VER COMENTARIOS
Columnistas