Oasis

Julio 02, 2017 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Hay muchos buenos ejercicios de meditación que son mejores si los haces en perfecta comunión con Dios que te ama:

- Mírate al espejo un buen rato y sé consciente de lo que eso despierta en tu interior. A veces siente que en el espejo quien te mira es otro ser.

- Con los ojos cerrados visualiza una hermosa energía y divina luz dorada que entra por tu coronilla y lentamente baja energizando todo tu ser hasta los pies.

- Siéntate al frente de una vela en la oscuridad y observa la llama un buen tiempo, piensa en Dios como luz de amor. Sentirás algo especial.

- Imagina que una luz hermosa se enciende en tu corazón y poco a poco se extiende sanándote o llenándote de amor hasta tu cabeza y hasta los pies.

- Ten contigo varias esencias, relájate y con la mano las acercas paso a paso a tu nariz. Olfatea y disfruta lo que sientes o imaginas.

- Visualiza que estás al frente de Jesús y dialogas con Él. Mira qué te dice y qué enseñanzas sacas de esta experiencia.

- En relax recuerda a muchas personas que te han amado o servido, dales gracias y exprésales lo que te diga tu corazón.

- Ten contigo una porción de varios alimentos con distintos sabores. En relax pruébalos y saborea bien, agradece al Padre cada porción.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad