Oasis

Oasis

Junio 29, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La linda oración de la serenidad es el inicio de una plegaria del teólogo, filósofo y escritor estadounidense Reinhold Niebuhr. Dice así:

Señor, concédeme serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que puedo cambiar y sabiduría para entender la diferencia.

El texto completo continúa así: Viviendo día a día; disfrutando de cada momento; sobrellevando las privaciones como un camino hacia la paz.

Aceptando este mundo tal cual es y no como yo creo que debería ser, tal y como hizo Jesús en la tierra.

Confiando en que obraré siempre el bien y entregándome a tu voluntad, podré ser razonablemente feliz en esta vida y alcanzar la felicidad suprema a tu lado en la próxima. Amén.

La palabra clave es la aceptación que evita el sufrimiento, o sea, deja de pelear con la realidad porque vives atormentado y sufres.

Cuando aceptas algo sin resignarte, haces lo que puedes para mejorar, pero no te desgastas haciendo resistencia y quejándote.

Piensa, pues: ¿Me acepto como soy? ¿Acepto a los demás? ¿Acepto el mundo tal como marcha? Examínate y cambia.

VER COMENTARIOS
Columnistas