Shakira y su hijo

opinion: Shakira y su hijo

“Qué ternura, se veían preciosos”. “Qué buena madre, lo lleva a todas...

Shakira y su hijo

Julio 15, 2014 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

“Qué ternura, se veían preciosos”. “Qué buena madre, lo lleva a todas partes”. Expresiones como estas se multiplican en las redes, después de que Shakira saliera al escenario de la final del mundial, acompañada de su hijo. La emoción instantánea (otra vez la emotividad haciendo de las suyas) lleva a una identificación inmediata al ver (ninguna abstracción) sin captar las consecuencias de actos que hoy se ven “extraordinarios” pero a los cuales se les suprime el pasado y el futuro para quedarse sólo en la inmediatez del hecho.En artículos de Psicología, en cuanto medio impreso o hablado exista, se habla de los hijos “igualados”. El gran problema de niños o niñas o adolescentes que actúan como si la vida “les debiera”. Llegan imponiendo, exigiendo, reclamando. Papá y mamá (muy orgullosos) dicen que “viven para sus hijos”, por lo tanto los hijos son los “reyes” del hogar y sus progenitores, sus súbditos. O ¿quien vive al lado de un rey? Claro educar respetando las jerarquías es una manera de imponer sanamente una disciplina y un principio de autoridad. Los padres y los hijos no son iguales pero no porque unos sean mas valiosos que otros sino porque en un orden simbólico, los padres van primero que los hijos y la igualada es la manera mas sencilla de confundir un proceso educativo.Qué pena con Shakira y su hijo, pero “ese” no era el lugar para un niño, así fuera su hijo. No era una presentación mixta de niños y adultos, sólo era un escenario adulto. Los niños no cabían en esa escenografía del mundial donde los artistas tenían una presentación diferente. “Ese” no es el ambiente para un chico que pareciera cada vez más, se educa “chupando” la fama de su mamá y se irá creyendo el cuento de que “todo lo merece”. “Qué pendejada” pensarán algunos. Pero aun cuando no se crea, tiene consecuencias de “imitación universal”. Además, ¿qué ha pasado con un gran número de hijos de famosos? Milan es hijo de madre famosa y el mayor mérito de su vida es ser hijo de ella. Lo demás le llegará por añadidura, sin trabajarlo, ni sudarlo. Igual y en escenarios mas cotidianos, hay padres que no les importa, por ejemplo, llevar a un niño de dos años a una conferencia, a una reunión de adultos, a una fiesta, a lugares donde un niño no debe estar. Y no porque sean sitios “malos” sino porque no es lugar para los chicos. Y si papá y mamá tienen que sacrificarse mientras tienen hijos pequeños, qué pena, ¡habrá que hacerlo! ¿Quién dijo que tener y educar hijos sólo son “gloriosos”?Cómo existe de confusión en el tema de la educación de los hijos, de lo que les corresponde o de lo que “merecen”. La generación anterior pareciera que tiene claro “tratar de evitar todo sufrimiento” en sus retoños. Entonces, como muy bien me cuestiona insistentemente Mao en su “Corrillo”, estos hijos igualados son aquellos que luego arrinconan a sus padres porque no les dan “lo que se merecen”. Es decir, no les dan aquello para lo que los educaron ¡todo! sin ninguna clase de frustración. La hija de Juanes le preguntó, después de verlo tanto en la tv “papi, ¿tu quién eres?” en un interrogante desde la conciencia. Pero no pareciera que “chupa” de la fama del padre para merecer escenario o reconocimientos que no le corresponden. Shakira puede llevar a su hijo donde ella crea pero en un contexto psicológico no es lo adecuado porque genera confusión a su hijo y a los que la imiten. A veces los psicólogos nos convertimos en “los malos” de la película, pero sí es el precio que hay que pagar por orientar, con gusto lo asumo…

VER COMENTARIOS
Columnistas