¿Murió en la cruz?

opinion: ¿Murió en la cruz?

Nos contaron la historia de acuerdo a lo que les interesaba que...

¿Murió en la cruz?

Abril 15, 2014 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

Nos contaron la historia de acuerdo a lo que les interesaba que supiéramos. Nunca nos dijeron, por ejemplo, que muchas decisiones de doctrina católica, obedecieron más a los intereses políticos o económicos del momento, que a “profundidades espirituales”. Así, temas como el nacimiento y muerte de Jesús, el celibato, los verdaderos principios del cristianismo, fueron ‘intencionadamente’ manipulados para transmitir lo que hoy conocemos. ¡Lo que convenía! Por ejemplo, en el primer Concilio, el de Nizea en el año 300 d.c., Constantino ‘decidió’ qué guardar y qué destruir para beneficios del imperio romano no del legado de Jesús. Y es entonces cuando los primitivos cristianos, ‘esconden’, guardan y protegen la doctrina de su Maestro ante los intereses políticos de la época. Allí se ‘fractura’ la verdad de Cristo. Lo verdadero se esconde, se transmite lo que ‘conviene’.Escuchar esa historia es apasionante. ¡Y demoledor! Cuántas mentiras, no de hoy, sino de tiempos atrás, para que los intereses políticos o económicos fueran los que ‘sostuvieran’ el legado de Cristo y no su ‘verdad’, una doctrina con un principio básico “no hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti”. Los principios del amor universal e incondicional que en definitiva promueven todas las religiones y filosofías. Porque la primera época de Jesús hasta los 30 años cuando ‘aparece’ en la escena, no es un período donde él permanece encerrado en su casa al lado de María. Jesús viaja por el Oriente, conoce, aprende, transmite. La historia prueba que recorrió mundo… Pero hay que tener la mente abierta para aceptar que sí, que han escondido (como siguen escondiendo) historias y verdades sólo que hoy la información está al alcance de muchas más personas serias, estudiosas, cuyo interés es acercarse y difundir la verdad. No es la intención hacerle daño a nadie sino ‘crecer’ y dejar de ser niños de pecho, a los que educan con cuentos y mentiras.Conocer la verdad no pone en riesgo a Dios, ni a Cristo, ni a la verdadera doctrina. Sí, claro, agrieta aún más la credibilidad en las jerarquías católicas por haber callado y acolitado tantas mentiras. Y por su temor tan grande a enfrentar verdades impactantes y seguir construyendo fantasías. Pero a la verdad no le sucede nada, ni Dios se ‘quiebra’ o se asusta o cobra. Los rollos del Mar Muerto, ‘el talmud de Emanuel’, los Evangelios Apócrifos (a propósito apócrifo no significa mentiroso sino secreto), son algunos de los textos que informan y destapan mentiras. Hay gente muy seria y estudiosa como el Dr. Alexánder Vallecilla. Esta noche en el Canal 14 a las 8 de la noche puede escuchar la primera de tres entregas donde el Dr. Vallecilla explica en detalle esta parte de la historia.Lo más impactante, tal vez, es que existen pruebas científicas que demuestran que Jesús no murió en la cruz. Murió de ‘viejito’, recorriendo y difundiendo su enseñanza. La lanza al costado de donde brota (según el evangelio) agua y sangre, son una de las pruebas reales de su no-muerte. A su vez, cuando ‘resucitado’ pide comida, ¿qué fantasma (solo es espíritu) tiene hambre? Pero la verdad de Cristo no se ‘pierde’ porque no haya muerto en la cruz. Por el contrario abre la puerta para aceptar que el sentido de la vida no es el dolor sino el crecimiento interior, el proceso de conciencia. Tantas cosas por aprender…

VER COMENTARIOS
Columnistas