¡Lo normal no es noticia!

¡Lo normal no es noticia!

Julio 12, 2016 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

Blu Radio que dirige desde Cali Mabel Lara organizó un miniforo con un grupo de periodistas para comentar las palabras del alcalde Armitage en torno a la idea de qué tanto los Medios ‘creábamos’ la sensación de inseguridad en la ciudad, contando ‘sólo’ lo negativo. Hubo varios conceptos pero quiero destacar uno, en especial, impactante por lo que significa para la salud mental comunitaria. En la charla, Guido Correa director de 90 Minutos expresó que “lo normal no es noticia”, refiriéndose al ejemplo de por qué se destaca el hecho de un caso de fleteo (uno sólo) frente a la posibilidad de que ese mismo día, por ejemplo, 300 personas pudieron retirar dinero y no les sucedió nada en la misma ‘insegura’ ciudad. ‘Esa’ normalidad, se concluyó, ¡no es noticia! Lo que vale la pena destacar es el fleteo, el robo, así sea uno solo frente a muchas situaciones ‘normales’. ¿Existe equilibrio en la información o se dimensiona el fleteo, real y único, como el hecho ‘clave’ del día para probar la ‘inseguridad’ de Cali?Igual con los robos a restaurantes y con los problemas que a diario suceden aquí y en muchísimos lugares del mundo. No es que se oculten pero si tratar de equilibrar la noticia de manera que se dé una información más acorde con lo real teniendo en cuenta también la salud mental de una comunidad. Porque asustando, estimulando el miedo, generando pánico, ni se eliminan los hechos delictivos ni se construye sociedades más sanas. El miedo jamás ha sido un buen acompañante de ninguna situación. Pregunto entonces ¿cómo se hace periodismo en Suiza donde no sucede casi nunca nada fuera de lo normal? ¿Cuáles son las noticias que publican o transmiten los medios de comunicación suizos? La tranquilidad, el buen vivir, pareciera que no son noticia, no son atractivas y no ‘vale la pena’ destacarlas. ¿Qué tanto es el morbo, lo truculento o como decía alguno ‘el ansia de plaquetas’ lo que está alimentando a nuestros medios de comunicación? Que las redes se conviertan en ‘alcantarillas’ de interpretaciones, venganzas, morbo es una cosa, pero que los medios sólo consideren noticia lo truculento, es bien diciente. Porque significaría que los periodistas sólo tendrían ‘trabajo’ si el mundo sigue al revés. Otro periodista dijo “los medios se deben a lo que siente la gente”, pero qué tanto “la gente siente al ritmo de lo que transmiten los medios”.El objetivo no es ocultar o callar pero es indispensable equilibrar. Existe responsabilidad ética al asumir la transmisión de una información. Impacta que lo normal no sea noticia. La creatividad del comunicador es volver atractivo aquello que aparece ‘normal’ y educar para disfrutar ‘platos sanos’ de comunicación. Hemos aprendido a comer sano, en el campo de la nutrición, cambiando ‘papa, arroz y maduro’ por comida nutritiva. Hasta la modalidad de 3 comidas se ha modificado a 5 diarias. ¿Qué sucede con la alimentación ‘mental’? ¿Cómo se nutre la salud emocional comunitaria? Salud mental no sólo se ‘corrige’ en los consultorios privados. Alimentar de morbo, truculencia y miedo puede producir rating pero a la larga todos pagamos las consecuencias. La violencia, visual, real, de oídas, genera más violencia. Es todo un reto informar desde el equilibrio, no desde la truculencia. ¿Sabe cómo hacerlo?Sigue en Twitter @revolturas

VER COMENTARIOS
Columnistas