¡Jaque a Dios!

Agosto 23, 2016 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

Sí, estoy realmente preocupada por el futuro de Dios. Algo me dice que la debe estar pasando muy mal. El ‘pobre’ Dios hizo a los hombres y mujeres ‘perfectos’ (no hay la menor duda) pero los seres humanos resultaron más sagaces (?), más inteligentes (?), más maldadosos (?) y le están destruyendo su obra cumbre. Porque, no nos digamos mentiras. Monseñor Rubén Salazar salió a ‘defender’ la obra de Dios, a aclarar que Dios “nos hizo hombres y mujeres definidos” pero si el experimento se enredó, no es obra de Dios sino de la llamada “ideología de género” un engendro de las mujeres que se les ‘ocurrió’ dizque decir que “nos construimos hombres y mujeres” refutando la idea de que nacemos ‘made in Dios’ ya listos y definidos para la vida. Existen fuerzas ‘superiores’ a Dios que le están saboteando su obra… ¡La ideología de género es tan, pero tan potente que puso en jaque a Dios! Necesitó entonces que muchísimas personas asustadas salieran a defender su obra, a (!) probar que sí es perfecta y que todo lo demás son inventos satánicos.El Dios de la gran mayoría de las religiones es tan, pero tan frágil que cada vez corre más peligro de desaparecer. Cada avance de la ciencia, cada descubrimiento, cada invención pone en riesgo la omnisciencia de Dios. Es como si estuviera al borde del precipicio. Si hay extraterrestres, Dios está en peligro. Si no estamos solos en el Universo, otra vez a Dios le cae el lío. Si las células madres, si la clonación, si cualquier invención humana, el que está en riesgos es Dios. Si no hay infierno, si no hay pecado, si existen los divorcios, si la eutanasia, todo lo pone en peligro. Como si hubiese inventado seres superiores a Él que cada vez más se atreven a mostrar ‘sus debilidades’. Es un Dios de papelillo, presto a ser cuestionado, porque no logra sostenerse ‘por encima’ de tanta invención humana ‘tan descabellada’. El experimento ‘ser humano’ le resultó toda una amenaza porque lo cuestiona, lo desafía, duda de sus creencias (transmitidas por las religiones) y le cambia sus patrones de conducta.Sería interesante una explicación, desde el enfoque cristiano o católico, sobre las diferencias de comportamientos sexuales. ¿Se equivocó Dios? La teoría de equidad de género es clara y coherente para explicar comportamientos sobre sexualidad. Impacta comprobar cómo el miedo obnubila el pensamiento. Este Dios inseguro que defienden con tanto ahínco, es el Dios patriarcal, el Dios controlador. Un Dios excluyente que sólo acepta empaques de hombres y mujeres. Ese es el Dios machista, el Dios que siempre ‘se siente en peligro’, que le teme a la evolución. El Dios de las religiones donde la mujer no tiene espacio ni cabida. Pero… ¡respetable! Es un Dios que asusta, que cobra, que condena, que excomulga. Hay que defenderlo a cualquier precio porque las creencias deben amarrarse a la religión para evitar la libertad de pensamiento y de comportamiento. La libertad no puede estar suelta caminando por la condición humana. El miedo y la represión deben ser los policías que la persigan y controlen. La paradoja está en que, entre más defienden ‘la obra de Dios’, más dudan de ella. Si es tan obvia, no hay que probarla. La duda lo pone en jaque. Espero sí que encuentren a un Dios más incluyente y menos frágil. Convendría. Sigue en Twitter @revolturas

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad