Filma, filma

Filma, filma

Marzo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

Me impactó la foto que reprodujo en primera página este diario a raíz de los atentados de Bélgica. Una mujer herida, aterrorizada, impotente, con su cara de desconcierto y angustia mientras el reportero ‘registra’ su dolor para realizar (supongo) una gráfica de concurso. O, (mermémosle a la interpretación) para hacer una buena toma de la realidad porque ‘ese’ es su trabajo: fotografiar acontecimientos cualesquiera que sean y donde sean. A su vez los Medios también transmitieron el video de un hombre tirado en el piso, sangrando, impotente, mientras que la cámara capta ‘en toda su dimensión’ su dolor y la sangre que corre por su cuerpo. El reportero filma y el hombre continúa en el piso desangrándose. ‘Gracias’ a esos registros (¿cínicos?, ¿fríos?, ¿indiferentes?) el mundo pudo captar (!) la dimensión de lo sucedido. ¿Será que sí?.Y es allí, en situaciones como estas donde vale la pena preguntarse (otra vez) cuál es el papel de los Medios en momentos de angustia y sufrimiento. Porque pareciera que a los periodistas nos interesara más ‘nuestra profesión’ que el dolor humano. Que fuera más importante registrar que colaborar. No, no se requiere ser voluntario de la Cruz Roja pero ante una situación de emergencia, ¿primero va la cámara para registrar los hechos antes de contribuir a aliviar (de alguna manera) el momento de angustia de los dolientes? Igual sucedió con la foto del niño inmigrante ahogado al borde del mar. Para un buen(!) periodista, ¿es más valioso captar el momento “para la historia” que ser humano, solidario y ayudar? ¿Qué es más importante la vida o la profesión?La necesidad de ser protagónicos (individual o colectivamente como Medios) nos está llevando a confundir prioridades. Pero no sólo le sucede a los comunicadores. Con ese afán de registrarlo todo, aún en redes sociales, se ven casos espeluznantes donde lo prioritario es registrar, antes de corregir, evitar, mediar o colaborar. Se va a caer, hay dolor, hay maltrato pero ¡no importa! El registro fotográfico de lo que va a suceder es más importante que evitarlo y ‘perderse’ el momento chistoso o impactante para recibir cuantos ‘me gusta’ y ser el ‘autor’ de lo más visto. Pareciera que casi estuviéramos deseando la tragedia para ser registrada e inmortalizarnos. Lo importante es que “yo pueda estar allí” para registrarlo y no que ‘ojalᒠnunca sucediera. Una obra de teatro se titula ‘Seis personajes en busca de autor’. Parodiando su título, ¿cuántos periodistas ‘anhelan una tragedia’ en busca del registro oportuno? ‘Ojalá yo esté allí’, podría ser la motivación de algunos comunicadores.Y como se dice tantas veces, los terroristas cualquiera que sea su nombre de pila, necesitan dos elementos básicos para lograr la totalidad de su objetivo. Que se publique en “todos los medios” posibles y que cause miedo. Que cada ciudadano de este planeta ‘resuene’ con angustia. Entonces, habrán ganado porque el pánico genera campos mórficos que paralizan. La resonancia en el miedo es vital para el terrorismo. De allí que sea básico no quedarse pegado de ese momento y ‘construir’ otros estados emocionales. Es como una guerra de energías, terrorismo vs. solidaridad. Lo podemos lograr si nos proponemos. Y si los Medios ayudamos. ¿Primero la profesión que la vida? @revolturas

VER COMENTARIOS
Columnistas