El twitter de Ospina

El twitter de Ospina

Abril 22, 2014 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

El Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali, Sala Laboral, con firma de sus 3 magistrados Ferney Arturo Ortega, Carlos Alberto Oliver y Antonio José Valencia, revocó la sanción de desacato que me impuso el Juez 13 laboral de Cali, por la tutela que Jorge Iván Ospina instauró en contra mía y del periódico El País. Sin embargo, lo preocupante es la actitud del señor Ospina días antes de que se emitiera ese fallo. Allí está el quid del asunto.Ospina cuando fue alcalde de Cali generó situaciones o conductas que actualmente son objeto de investigación y será la Justicia quien dirá la última palabra. Pero si eso ya es delicado, lo que se produce con su actual actitud es muchísimo más grave. Un político furioso, que no resiste las críticas y que además ‘escoge’ perseguir a una mujer (contra nadie más instaura denuncias) y que olímpicamente miente o inventa decisiones de los jueces, es definitivamente una conducta preocupante.Ospina no tuvo ningún escrúpulo al publicar en su cuenta de twiteer mentiras que ni siquiera hoy, semanas después, se ha dignado rectificar. En efecto, publicó el 14 de marzo pasado a las 2 de la tarde lo siguiente: “Por desacato al fallo de tutela en 1era y 2da instancia a mi favor, columnista Gloria H debe pagar 3 días de arresto y cuantiosa multa”. Si se tiene en cuenta que el fallo de segunda instancia, mediante el cual revoca y declara improcedente el desacato, es del 19 de ese mes, entonces, ¿qué hacer con la publicación mentirosa del Dr. Ospina en las redes sociales que afecta mi buen nombre? ¿Será que él no está obligado a retractarse de esa falacia? Ese es el resultado cuando se piensa más con el deseo, con las entrañas, que con la razón. Su deseo era que yo fuera a la cárcel y pagara multa. El tribunal lo refuta pero no pasa nada. Va a ir al Senado de Colombia con su filosofía de vida, la que lo ha acompañado toda su existencia, con los pendientes de su historia familiar, con su deseo de retaliación tan marcado, con su rabia y su deseo de persecución a lo que él considera mas débil. Va ahora al Senado a ‘expedir’ leyes. Pero si es capaz de inventar ‘tan fácil’, ¿qué nos espera de su paso por el Congreso?Ospina podría ir a Venezuela donde los cuestionamientos están prohibidos, donde se ataca al más débil, donde la Justicia la utilizan los poderosos para aplastar a otros. En Colombia, señor Ospina, afortunadamente la Justicia sabe leer e interpretar de acuerdo a las normas, respetando el fuero interior y siendo imparcial. Pero como tantas otras veces, he aprendido que no existe luz sin oscuridad, las palabras mentirosas de Ospina donde quiso manipular a su propios seguidores y la opinión pública con un fallo inexistente, sirvieron para encontrar en mi caso un plebiscito de apoyo y solidaridad que agradezco de corazón. Además, porque me permitió conocer y relacionarme con un abogado de las calidades y condiciones del doctor Jorge Mario Salazar. Para él y su padre, el Dr. Salazar, no tengo sino admiración y agradecimiento. Y es cuando se concluye que cuando se es fiel a un compromiso nada ni nadie puede derrotarte. Espero señor Ospina que tenga las agallas para reconocer que se equivocó y así como exigió rectificación, con Jueces de por medio, rectifique las mentiras que escribió. A no ser que crea que existe una ley para el pueblo y otra para los políticos. Claro, y si conoce algo de ética…

VER COMENTARIOS
Columnistas