¿Cómo será su 2012?

Septiembre 07, 2010 - 12:00 a.m. Por: Gloria H.

Es como si estuviéramos en una gran sala de espejos. Cualquier circunstancia que vivamos se refleja en dimensiones insospechadas: lo bueno se engrandece en proporciones gratificantes, lo malo se acrecienta en un tamaño demoledor. Se denomina el tiempo del ‘No Tiempo’. Es lo que estamos viviendo desde 1992 y llegará hasta el 2032. En la mitad de esos 40 años está el ‘aterrador’ 2012. Pero hay que escuchar a Fernando Malkun para poder entender, sentir y enriquecerse con un discurso coherente sobre lo que vivimos los seres humanos como parte de un ‘Plan Supremo’ y que los mayas estudiaron desde hace miles de años. Las famosas profecías no asustan, por el contrario reivindican al ser humano con su esencia y nos ponen de lleno en contacto con nosotros mismos. “Un momento de cambio que permitirá aumentar los niveles de energía vital de que dispone el hombre para que pueda percibir energías una octava de frecuencias más alta a la del mundo normalmente visible. Recibirá información sobre el aura y los campos electromagnéticos personales de los demás, terminando con la mentira y el miedo imperante sobre la tierra pues las intenciones y los deseos de todo el mundo serán claramente visibles”. El tiempo del ‘No Tiempo’ es un período corto de situaciones extremas que impactan, para bien o para mal, y confirman la existencia de un Plan Supremo cuyo objetivo es ayudar a despertar del letargo y la apatía. Pero no sucede tan sólo en el interior de los seres humanos, con su vibración electromagnética más aguda. Diríamos que la naturaleza también está ‘confabulando’ para que se dé. Y la sustentación es científica.¿Cómo hicieron los mayas para predecir lo que sucedería? Ellos no predijeron nada: sólo, ¡observaron! Y como buenos científicos, se dedicaron durante más de 600 años a hacerles seguimiento a los movimientos del sol, con sus ‘rudimentarias’ herramientas. Su precisión es asombrosa. El 2012 ‘sólo’ es la mitad exacta de un período de 26.000 años donde la tierra genera cambios cósmicos. Los mayas como estudiosos del sol se dedicaron a observar y concluir. Y hoy, la información, la interacción entre las gentes y la tecnología está produciendo las transformaciones para lograr un estado de consciencia más profundo. Otra vez situaciones donde confluyen lo científico y lo espiritual. No más divisiones de ninguna categoría, no más dualidades. Dentro del Plan Supremo los seres humanos debemos reaccionar para lograr un mundo donde las diferencias no generen enfrentamientos y violencia. El planeta confluye para que aprendamos a vivir en él: no mas excluidos, desde ninguna perspectiva. De allí que cuando algunas personas sienten que su mundo se ‘despelotó’ porque lo que era bueno, correcto y preciso ya no lo es, cuando deben aceptar que existen múltiples sexualidades, religiones e ideologías, allí radica un proceso de respeto por la diferencia. ¡Y su 2012 ya comenzó!Lo más sorprendente de Fernando Malkún fue la forma como fue explicando científicamente las profecías mayas para terminar con la explicación, también científica, del sentido de la vida. Ni catástrofe ni apocalipsis. Exposer de Coomeva fue extraordinario y si Chopra se llevó todos los aplausos por su prestigio, Malkún se ganó la admiración, el respeto y la gratitud de quienes asistimos. Y además ¡es colombiano!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad