Vinilo

Octubre 27, 2010 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

Quienes ya peinamos algunas canas recordamos los discos de vinilo de 33 y 45 revoluciones por minuto, que comprábamos para tener en la casa y a través de los cuales pudimos conocer y preservar la música que sonaba en la radio. Hoy, esos discos son rarezas de coleccionistas y ‘disc-jockeys’ de bares y rumbas pesadas.Siempre quise saber por qué existían dos formatos, pero sólo hasta ahora me vine a enterar, en un texto de la escuela de negocios de Harvard. Se trata, por supuesto, de una trama de intrigas comerciales y competencia feroz entre inventores y fabricantes, que se extendió por casi cien años y a la que el mp3 vino a ponerle fin.La primera batalla se dio cuando a los ineficientes y limitados cilindros para grabar sonido que inventó Thomas Edison a finales del Siglo XIX les salió competencia con los discos de Emil Berliner, de la Victor. El terco de Edison no sólo siguió produciendo cilindros sino que sacó un tipo nuevo de discos, incompatibles con los aparatos de reproducción de la competencia, pero terminó perdiendo la batalla con los consumidores.A comienzos de los años 20, los tres grandes fabricantes de aparatos y de discos eran Columbia, Victor y Edison, quienes a través de alianzas y convenios se extendieron primero a Europa y después al resto del mundo. Pero en 1923 llegó la radio y estuvieron a punto de extinguirse.Los salvó la mejora en la calidad de las grabaciones, gracias al micrófono eléctrico y al amplificador. En la crisis económica de 1929 se quebró Edison y se formó la RCA, que gracias a sus cuantiosos ingresos de la radio compró a la Victor. Columbia, por su parte, se alió con Parlophone y Gramophone y nació EMI. Y en la misma época nació la CBS.Estos tres gigantes, tan familiares para quienes crecimos comprando y oyendo discos, dominaron la escena hasta 1999. Pero la década del 50 fue testigo de la guerra entre los discos de larga duración de 33 rpm, creados por la CBS, y los de 45 rpm, de la RCA Victor.Ante las presiones y las exclusividades, ¿qué hizo la gente? Simplemente dejó de comprar los dos formatos, hasta que se firmaron acuerdos y salieron al mercado los tocadiscos de varias velocidades (los discos de 78 rpm eran de la CBS). Se desencadenó así la evolución de una industria que creció y creció hasta volverse multimillonaria, pero con la llegada de internet terminó entrando en picada. Los discos de vinilo hicieron posible el ‘rock and roll’, el primer género musical que incorporó masivamente el mercado de los jóvenes, así como el de muchos otros ritmos.Sin embargo, la gran mayoría de los chicos y chicas que hoy en día andan para arriba y para abajo con sus aparatos repletos de canciones comprimidas en mp3, ignoran olímpicamente que el modelo de negocio del que se benefician está en crisis, pese a los buenos oficios de Steve Jobs, el líder de Apple, que se inventó un sistema que podría sacarlo del abismo, porque al fin y al cabo a la gente le sigue gustando la música, sin importar de dónde venga ni quién se beneficia cuando paga.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad