Vía a Montebello

Agosto 26, 2013 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

En las goteras de Cali, a 15 minutos en carro de la Plaza de Caicedo, se encuentra el corregimiento de Montebello.Es el más densamente poblado de la ciudad y allí viven, en la actualidad, alrededor de 15 mil personas. Por su densidad y cercanía al centro de la ciudad es más un barrio de Cali que un corregimiento. Tan sólo se le asemeja, entre los corregimientos, el de La Buitrera, situado en el sur de la ciudad.Pero es tal vez el más abandonado, desde el punto de vista de la inversión pública. En el Plan de Desarrollo del municipio se afirma que tradicionalmente se ha invertido allí apenas el 1,4% del total de los recursos previstos para la inversión en corregimientos. Sus carencias son notables en las áreas de educación, deporte, cultura y oportunidades laborales.Pese a ello y gracias a su clima grato y cercanía al centro de la ciudad, a medio camino entre la avenida del río y el poblado de Montebello se encuentra la vereda Campoalegre, que presenta un interesante desarrollo de viviendas de clase media, con edificaciones sólidas, espacios amplios y acogedoras zonas verdes. Ejecutivos de diversas empresas, profesores universitarios, profesionales independientes e inmigrantes extranjeros, especialmente europeos, han adquirido allí terrenos y construido atractivas casas, aún condominios, para levantar a sus familias, retirados de los tráfagos urbanos y esperanzados en que algunas cosas negativas del entorno mejoren algún día.El mayor de los problemas que afrontan es que deben transitar por una “vía de miedo” una vez terminan sus jornadas laborales y deben dirigirse a sus casas. Una carretera angosta, con tramos deteriorados, llena de huecos, por la que circulan, a toda velocidad, motociclistas irresponsables, jeeps sobrecargados y grandes volquetas que entran y salen de las canteras ubicadas en la empresa Triturados ‘El Chocho’. Estos ciudadanos de Campoalegre se juegan su vida y la de su familia a diario. Uno de ellos, residente de hace varios años, me dijo que nunca ha visto a algún equipo técnico de cualquier secretaría examinando la vía o recogiendo opiniones sobre ella de parte de la comunidad. Él mismo me anotó que existe un tramo de la vía, poco después de las canteras, en el que la calle se ha agrietado y está en grave riesgo de deslizarse hacia el abismo, lo que puede ocasionar una tragedia dolorosa. Vale la pena advertirlo, para ver si alguien hace una inspección en terreno.Además, las Empresas Municipales de Cali son indiferentes a las necesidades de los residentes, tanto en Campoalegre como en Montebello. Fui informado de familias que, tras poseer por varios años una línea telefónica en un barrio de Cali, al trasladarse a Campoalegre no pudieron hacerlo con su línea de teléfono “porque no hay cupo”. Tampoco se responden los derechos de petición relacionados con las solicitudes de cambios o repotenciación de transformadores. Y el servicio de agua potable siempre ha sido deficiente.Así, un interesante sector con buen potencial para el desarrollo de vivienda suburbana está siendo desperdiciado, gracias a la desidia de funcionarios públicos que no entienden que su responsabilidad con los caleños también incluye a los que viven en los corregimientos.Si esto es así en Montebello, el más poblado de todos, ¿qué no pasará en los otros?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad