Universidades

opinion: Universidades

En fecha reciente se conoció el resultado de la investigación ordenada por...

Universidades

Febrero 28, 2011 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

En fecha reciente se conoció el resultado de la investigación ordenada por la Sociedad Colombiana de Posgrados, que establece el primer ranking de universidades realizado en Colombia.Esta medición, hecha por expertos y aceptada por las universidades de la SCP, es de la mayor importancia para directivos universitarios, docentes, estudiantes y padres de familia. Es una evaluación imparcial, que trabajó sobre documentos de carácter público y que nos dice cuáles, entre 125 instituciones de educación superior del país, pueden considerarse universidades. El primer resultado es que sólo 64 de ellas tienen ese carácter y las, otras, llámense como se llamen, no llegan al nivel de calidad que se espera de una universidad. Los aspirantes a realizar estudios universitarios y los padres de familia debieran recortar ese ranking y laminarlo, a la hora de decidir a dónde se matriculan.Es de particular importancia, por el momento, para el movimiento estudiantil y profesoral de la Santiago de Cali, pues esta institución ni siquiera figura entre las 64 universidades. Lo que significa que sus directivas no sólo fracasaron en materia administrativa y financiera sino también, lo que es más grave, académica. Por eso en la Santiago no basta con un cambio de rector: se requiere de una transformación profunda, de una limpieza a fondo y de una modificación sustancial de sus estructuras.También debiera llamar la atención de los estamentos de la universidades privadas de la región, en particular de las tres que ocupan los primeros lugares del podio, a saber: la Universidad Libre seccional Cali, la Universidad Javeriana seccional Cali y la Universidad Autónoma de Occidente. Pues si bien es cierto que ocuparon los primeros lugares entre las universidades privadas de la región, lo que constituye un reconocimiento a su calidad académica -que es la que cuenta-, también es cierto que ocuparon posiciones secundarias entre las 64 universidades colombianas.Estas tres universidades, entre las cuales destaco a la Autónoma pues de las tres es la única que no cuenta con el apoyo de tener una casa matriz en Bogotá, tienen el potencial para dar un salto de calidad y colocarse, en el futuro, en los primeros lugares del ranking nacional. De lo que se trata no es de que hagan mayores esfuerzos, que los hacen, sino de que los hagan en otra dirección, para lograr resultados académicos de excelencia. Para usar la expresión de un inteligente amigo, ellas sufren por falta de completud al ser débiles o no poseer pregrados en las áreas de ciencias naturales, humanidades y artes.Pues es bien sabido que sin la exactitud de la ciencia, la profundidad de las humanidades y la creatividad de las artes, no hay, en realidad, conocimiento. Y que la calidad de las maestrías, la posibilidad de los doctorados, la actividad investigativa y la abundancia de producción intelectual de primer nivel, dependen del acumulado de conocimientos que generan aquellas áreas en las que hoy no hay oferta académica. Más esfuerzo en lo fundamental y menos preocupación por la apariencia y el marketing, sería una idea a tener en cuenta.Y no sólo para estas tres instituciones, sino para todas las de la región, pues el ranking, también revela, si exceptuamos a la Universidad del Valle -puesto 3-, que estamos bastante por debajo de Bogotá y Antioquia, en calidad y cantidad de nuestra oferta académica universitaria.Hay que ponerse las pilas.

VER COMENTARIOS
Columnistas