Un listado

Mayo 14, 2012 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

No tengo ni idea de cuál será el mejor candidato (a) para elegir en las próximas elecciones departamentales. Me imagino que sería bueno contar con una baraja amplia de nombres que estuvieran dispuestos a someterse a una encuesta.Pero tal vez la única condición necesaria sería que esa baraja no la manejaran los partidos políticos. En ningún juego decente se puede permitir que los tahúres manipulen las cartas de la baraja. Esperaremos.Por ahora, lo más importante es señalar una serie de acciones, que ya no dan espera, y que se han tratado en un segundo plano dentro de la agenda de grandes obras que el Valle necesita. Veamos:1. Recuperación de la cuenca del río Dagua. Lo he afirmado muchas veces y continúo sosteniéndolo. De todas las obras necesarias para garantizar un cabal funcionamiento del puerto de Buenaventura, la principal es poner en ejecución el Programa de la Recuperación de la Cuenca del río Dagua con participación comunitaria, programa que está redactado y listo desde el año de 1997, y al que nadie le ha prestado atención. Me pregunto: ¿para qué se lo contrataron a las universidades del Valle y Tolima? ¿Para gastarse una plata y no hacer nada? ¿Quién responde por esa inversión y por la nula ejecución? ¿Por qué no se entiende que la recuperación de la cuenca del Dagua es prerrequisito del mantenimiento del canal de acceso a la bahía de Buenaventura y, por ende, de la competitividad del puerto?2. Carretera Cartago-Nóvita. El más antiguo de los proyectos vallecaucanos para salir al Pacífico. Se inició en la época colonial y aún no se ha culminado. Es la redención, no sólo para el norte del Valle, sino también para la grande, rica y olvidada provincia del San Juan chocoano. Tan sólo por el hecho de que Nóvita apoyó a la Junta de Ciudades Confederadas del Valle del Cauca en 1811, debiéramos saber que esta vía es una deuda histórica de la región que no podemos olvidar. Además, los enormes beneficios para el Valle están a la vista.3. Vía Tuluá-Roncesvalles. Tramo clave, que cruza la cordillera Central entre el Valle y el Tolima, ya hecho por estos dos municipios y que necesita de una inversión nacional y regional urgente. Es el comienzo de la autopista que puede ligar al Valle del Cauca con las riquezas de la Amazonía y que luego de llegar a Granada (Meta) debe dirigirse a San José del Guaviare para buscar el camino de Manaos, dándole al Brasil una salida al Pacífico. Es una miopía de los dirigentes regionales plantear que el destino de ella es Puerto Ordaz en Venezuela.4. Agua desde Salvajina. Mañana, es decir, en el 2025, Cali se quedará sin agua potable si en el entretanto no ha acometido una obra para garantizar nuevas fuentes de recursos hídricos. Las opiniones de expertos indican que traer agua desde Salvajina, un embalse cuyo principal propósito es el ambiental, resulta la opción más económica y segura para la capital del Valle. Ya se debiera estar haciendo cotizaciones de tubería y diseños de las líneas para conducción de agua. Cualquier tiempo perdido es irrecuperable y costará muy caro.Estos cuatro asuntos son apenas algunos de los que hay que acometer en los próximos años y sobre los cuales necesitamos alguna opinión de quienes aspiran a ser gobernadores (as) del Valle. Así nos formaremos una mejor opinión sobre si hay alguna persona por quien valga la pena votar.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad