Primeros ministros

Primeros ministros

Julio 12, 2010 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

No hay duda. Más temprano de lo que se esperaba, el nuevo Presidente comenzó a desmontar el andamiaje del uribismo en el gobierno. Y lo ha hecho rápido, aún antes de posesionarse en la Casa de Nariño. Los primeros ministros designados muestran una tendencia que no le ha de gustar al muy pronto ex presidente. Son personas preparadas profesionalmente en sus respectivas áreas y no parecen ser fruto de una repartija política. Juan Carlos Echeverry, por ejemplo, es un brillante economista, con estudios de posgrado en Alemania, que desde sus primeras declaraciones se mostró contrario a vender activos productivos de la Nación, como Ecopetrol e Isagen, contradiciendo así propuestas del gobierno que todavía nos rige. Cierto que no se trata de un hombre muy sensible a ideas como “luchar contra la pobreza”, o cosas por el estilo, pero es un economista que respeta su profesión, muy alejado del estilo politiquero de Óscar Iván Zuluaga. Tampoco tiene su cara de angustia.Sandra Bessudo, pese a las críticas que sugieren que tiene un conflicto de intereses, dado que su familia se desempeña, entre otras cosas, en el negocio del ecoturismo, sin duda posee preparación profesional en el área del medio ambiente. Un cambio radical, pues si algo caracterizó al gobierno de Uribe fue su despreocupación por el tema ambiental, hasta el punto de que nombró en ese Ministerio estratégico a Sandra Suárez, una publicista de Medellín que se desempeñaba como impulsadora de productos cosméticos y quien no vaciló a la hora de atropellar el Código Nacional de Recursos Naturales. Hay mucha distancia entre la Bessudo y la Suárez, no sólo en belleza si no, sobre todo, en formación e inteligencia.Carlos Rodado Noriega, barranquillero -en general, esto ya es buena cosa-, es un hombre capaz de combinar bien la labor académica con la política, y se le recuerda como una persona de carácter, que fue capaz de renunciar a la Presidencia de Ecopetrol cuando el ex presidente Pastrana decidió apoyar las ideas neoliberales del funesto ‘Chiqui’ Valenzuela para el sector energético. Un brillante servidor público, ha defendido siempre el patrimonio nacional contra la voracidad de empresarios privados. Contrasta con el actual Ministro de Minas y Energía, que pasó su vida al servicio de las multinacionales del ramo. A Rodado le tocará administrar la ‘bonanza’ minera, lo que es un buen augurio.Por último, Juan Camilo Restrepo, otro notable economista, que es, hasta ahora, el palo del gabinete. Pues si se quería dar una muestra de que Juan Manuel Santos no dependerá de las ideas de Uribe, ni imitará su estilo, nada mejor que tener al lado a este acerbo crítico del uribismo en materia económica. Restrepo escribió que el gobierno de Uribe se había caracterizado por una “orgía de obsequiosidad con los más poderosos del país” y no vaciló en calificar como “corrupta” la ejecución del programa Agro ingreso Seguro. Mucho va de Restrepo a Arias en materia de seriedad, conocimiento del país y decencia.No sé si los próximos nombramientos sigan por este camino, pero me llama la atención el deslinde que está haciendo Santos con el uribismo. Ojalá no se quede en la forma y alcance al contenido de una manera de gobernar que ha sido vergonzosa para el país. Espero con cierta expectativa los nombramientos en Educación, Justicia y Cultura.

VER COMENTARIOS
Columnistas