No más tonterías

No más tonterías

Agosto 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

En esta ocasión quiero solidarizarme con la excelente opinión de Manuel Suso, en relación con la necesidad de “almacenar aguas lluvias” para evitar las inundaciones en los inviernos y las sequías en los veranos. No vamos bien. En este momento dos populosas comunas de la ciudad están siendo racionadas durante casi todo el día, y de manera frecuente se anuncian variados racionamientos de agua en barrios de la ciudad, supuestamente por “obras que realiza Emcali”. Y además tenemos al frente una catástrofe: para el 2025, de seguir como vamos, habrá racionamientos de agua en toda la ciudad.Para Suso, como para muchos caleños con sentido común, este drama se debe a que olvidamos el propósito con el que fue construida la CVC, y el plan diseñado desde 1954 que se proponía construir una serie de embalses en los afluentes del Cauca que nos permitieran almacenar varios millones de metros cúbicos de aguas lluvias –que es completamente potable, como se ha demostrado en análisis de laboratorio-.A nivel académico, este almacenamiento de aguas lluvias se conoce como la tecnología de la “rainwater havesting” o RWH, y es un campo de investigación cada vez más fuerte y útil en la principales universidades del mundo (ver http://www.rainwaterharvesting.org/). El trópico es especialmente apto para la aplicación de esta tecnología a gran escala.Pero nuestros expertos en aguas parecen no conocerla, o no le dan ninguna importancia, si nos atenemos a las declaraciones del gerente de acueducto de Emcali, para quien la solución al problema del agua en la ciudad se resuelve con la construcción de pozos profundos. Para Luis Carlos Cerón, según declaraciones dadas a este diario, con los pozos profundos se garantizará agua de buena calidad para la ciudadanía.Una tontería mayúscula, que debemos controvertir. Y Manuel Suso lo hace, cuando afirma que tenemos “una gran cantidad de cultivos, que pretendemos salvar regándolos con aguas fósiles, no renovables, extraídas de pozos profundos, que están bajando el nivel freático, y esterilizando las tierras, como lo demuestran los Científicos del Ciat, Douglas Laing, Eduard Pulver y Peter Jennings, que coinciden en que el Valle estará convertido en un desierto dentro de 30 años, si continuamos regándolo con aguas de pozos profundos, que ya salen con alta salinidad”. Peor aún, si resolvemos abastecer de agua a Cali construyendo pozos profundos.Sobre todo cuando tenemos agua a disposición, de excelente calidad y abundancia, si nos decidimos a construir los grandes embalses que están previstos desde 1954. O si pensamos, como ya se ha hecho, en traer aguas desde Salvajina hasta Cali.Que se utilicen los pozos profundos que hay para paliar la emergencia de la sequía, vaya y venga. Pero que se proponga construir nuevos pozos profundos para abastecer a Cali, es toda una necedad y un crimen ambiental.¿Y dónde está la labor de preservación de las cuencas altas? ¿Qué hace Corpocuencas?No más tonterías. Decidámonos por la tecnología de la RWH, que está probada, es menos costosa y ambientalmente sana. Pero pasemos a la ejecución, porque el asunto está sobrediagnosticado y la catástrofe del agua está a la vuelta de la esquina.

VER COMENTARIOS
Columnistas