La voltereta

La voltereta

Diciembre 17, 2012 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

Aunque soy uno de los colombianos sorprendidos positivamente con la transformación de Santos una vez llegó a la Presidencia, hay asuntos que no puedo olvidar.Uno de ellos fue el debate sobre los parafiscales, que se realizó en momentos en que Antanas Mockus lideraba el voto favorable en las encuestas. En algún momento él, en su peculiar estilo que cabalga entre la reflexión y la confusión, dejó dudas sobre lo que su eventual gobierno haría con respecto a los parafiscales.Se rumoró entonces que el candidato presidencial por el Partido Verde, Antanas Mockus, pretendía desmontar los aportes parafiscales que son los que le brindan los recursos suficientes al Estado para financiar al Sena y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf). Aunque en posteriores declaraciones a los medios de comunicación, Antanas Mockus dijo que su idea de eliminar los parafiscales como forma de aumentar el empleo en Colombia sólo era viable si se conseguían recursos distintos para financiar a las dos instituciones del Estado que se sostienen con estos ingresos, nadie se hizo eco de esta claridad, pues la marrulla de la campaña era colocar en contra de Mockus a los centenares de miles de ciudadanos que se benefician con la labor de estas dos instituciones.Parte de la estratagema consistió en que desde el momento en que Mockus lanzó esta idea se creó una gran coalición en defensa de los aportes parafiscales y a favor del Sena en la que hasta el Gobierno mismo entró a participar. En una carta dirigida a toda la familia del Sena, el presidente Álvaro Uribe instó a la “defensa permanente de la fuente sagrada de ese presupuesto, que son los parafiscales”, y concluyó que: “Espero sinceramente que los próximos presidentes también vean en el Sena todas las oportunidades de seguir cambiando este país, tal como lo hicimos en mi gobierno”.Igualmente, el director del Sena envió un comunicado diciendo que “con motivo de la campaña electoral algunos proponen acabar con los parafiscales o reducirlos sustancialmente, que es lo mismo que acabar con el Sena. Que nos den la oportunidad de demostrar por qué la entidad requiere los parafiscales para seguir prestándole este servicio al país de educación de calidad, de oportunidades, de empleo, de emprendimiento, de trabajo”.Este mismo mensaje sospechosamente fue replicado en una gran valla publicitaria exhibida en la seccional Medellín del Sena en la que se cita una frase del Presidente de la República: “Los aportes parafiscales son intocables y no se desmontarán”. Desde luego, todo era un ardid para acabar con el favoritismo de Mockus.Ahora, en el controvertido proyecto de ley tributaria que se discute, el Presidente que como candidato se opuso al desmonte de los parafiscales hace exactamente aquello que tanto desaprobó en campaña, cuando estaba necesitado de los votos para derrotar a Mockus.Y resulta insultante la explicación que dio Mauricio Cárdenas, al decir que el Presidente no estaba desmontando los parafiscales, sino sustituyéndolos. Este Ministro de Hacienda, que fue el mismo que firmó la conciliación con Dragacol causando enorme lesión al patrimonio público, nos trata como si los ciudadanos fuéramos tontos.Todo esto me molesta y me parece indicativo de que en el Gobierno hay poca ética y escasa moralidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas