Elecciones

Elecciones

Febrero 24, 2014 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

No resulta sencillo votar en las elecciones para Congreso. Hay por lo menos tres opciones claras: votar en blanco, votar por una figura independiente que no haya estado en el Congreso, o hacerlo por un congresista ajeno a la corrupción y que haya trabajado para traer recursos nacionales al departamento.La primera, así no gane, tiene el atractivo de convertirse en una advertencia ciudadana a los corruptos e ineptos personajes que supuestamente nos “representan”; la segunda contribuye a la renovación y al castigo de los que han estado allá sin méritos ni ejecutorias; y, la tercera, premia a quienes han trabajado con honradez y tienen la experiencia para seguir haciendo las cosas bien.Como resulta lógico, la tercera alternativa es la más difícil porque obliga a examinar con cuidado diversas trayectorias y a prestar atención a las propuestas de gran cantidad de candidatos. De allí que me detenga en un caso particular: el programa al que se ha comprometido Germán Villegas, actual senador, exgobernador y exalcalde de Cali. Me ha llamado la atención porque es singular, importante y parece alejarse de sus propuestas anteriores de gestionar recursos nacionales para el Valle del Cauca.Su programa contempla asuntos como el desarrollo portuario de Tumaco, la culminación de la vía Junín-Barbacoas, el oleoducto transnacional entre el Orinoco y Tumaco, la prolongación de la vía que comunica al Patía con el puente sobre el río Mataje en la frontera colombo-ecuatoriana y, en general, el desarrollo económico, social y cultural de los pueblos del Pacífico Sur. Todos estos temas están pendientes y han sido largamente olvidados.Se trata de gestionar acciones de beneficio en la región más pobre y desdeñada de Colombia, el Pacífico Sur. De la que sabemos por los futbolistas de Tumaco, los músicos de Guapi y Timbiquí, los joyeros de filigrana de Barbacoa, pero que registra los mayores índices de necesidades básicas insatisfechas de todo el país. Una región riquísima en recursos naturales y culturales, pero completamente abandonada por el Estado. Si los gobiernos fueran consecuentes, concentrarían en ella los recursos de las políticas sociales, no sólo como un asunto de justica, sino para evitar males mayores como el narcotráfico y la criminalidad. La Universidad del Valle ha pensado en esto, al plantear que uno de los mayores problemas que aqueja al puerto de Buenaventura y, por ende, al Valle, es el constante flujo de desplazados y emigrantes que se trasladan del Pacífico Sur a la ciudad de Petronio Álvarez. Por eso mismo es que ocuparse del desarrollo del Pacífico Sur es decisivo para avanzar en el camino del desarrollo vallecaucano. Y por eso mismo es tan importante la propuesta de Germán Villegas. Con lo que su nueva candidatura al senado se vuelve una buena opción, tanto en el Pacífico como en el Valle del Cauca. Por supuesto, porque ha sido un senador ajeno a los escándalos de corrupción del Congreso y porque ha trabajado con seriedad por sacar adelante sus compromisos electorales.Lo que no significa que otras opciones como el voto en blanco, o esforzarse por elegir a una intelectual independiente e ilustrada como Claudia López, dejen de tener sentido.Lo importante es votar con conocimiento y con buen criterio, si queremos que el país mejore. No tendremos derecho a quejarnos si elegimos mal.

VER COMENTARIOS
Columnistas