El sexteto

Mayo 16, 2011 - 12:00 a.m. Por: Germán Patiño

Aunque aún es temprano para cualquier vaticinio, sin embargo ya hay indicios de que algunos personajes que aspiran a la Alcaldía de Cali se están despegando de sus competidores y comienzan a configurar un ramillete de favoritos del que saldría el próximo alcalde de Cali.Lo que indican las diferentes encuestas, y lo que se afirma en los mentideros políticos, indica que existe un sexteto de punta, integrado por Sigifredo López, Susana Correa, Milton Castrillón, Carlos Pinilla, Clara Luz Roldán y Argemiro Cortés, que ha tomado una leve distancia frente a otros aspirantes y que, de seguir las cosas como van, difícilmente podrían ser superados, a no ser que surja alguna personalidad de especial valía tipo Rodrigo Guerrero o Gustavo de Roux, con lo que todo el panorama cambiaría.De entrada llama la atención la debilidad de los ‘verdes’. Pese a contar con un par de buenos nombres, no despiertan mayor simpatía en la opinión. Pareciera que en Cali, al menos, la decepción a que llevó Antanas Mockus a sus posibles electores continúa gravitando en la conciencia ciudadana. Lo mismo sucede con el Polo Democrático, situación que tiende a agravarse luego de los escándalos de corrupción sucedidos en la Alcaldía de Bogotá.Entre los que van en la cola y no logran ocupar posiciones de favorabilidad es de lamentar la suerte de Marino del Río, el único dirigente político que tuvo el valor civil de pedirle a Álvaro Uribe que le diera al Valle y a Cali el mismo tratamiento que le dio a Antioquia y a Medellín con la condonación de las deudas por el sistema Metro en el valle de Aburrá. Pero aquí nadie le paró bolas y en consonancia, tampoco nadie en Bogotá. Una lástima.De los demás poco o nada puede decirse, fuera de llamar la atención al sexteto de favoritos para que ninguno se vaya a dejar tentar por las prostitutas de la política local, es decir, aquellos aspirantes que ponen su nombre a sonar, sin ninguna opción, con el único propósito de negociar su respaldo a cambio de un puesto en el próximo gabinete o algún jugoso contrato. Estos lumpenpolíticos debieran ser sancionados con la mayor indiferencia.Pero el sexteto aún está calmo porque los vientos de la política nacional no han llegado con fuerza. Pero llegarán y obligarán a definiciones claras. Habrá que seguir la contracorriente revanchista y corrupta del uribismo, o los vientos frescos de la independencia de criterio que emanan de otras toldas, incluida la del actual presidente Santos.Desde esa perspectiva es claro que el movimiento de la U y el Partido Liberal representan en Cali esas corrientes y son, a la vez, las fuerzas con mayores opciones. Correa y Roldán vs. Sigifredo y Pinilla, son polos enfrentados que podrían decantarse a favor de alguno de ellos -o ellas- en los días por venir y que le darían la mayor opción de triunfo a cualquiera.Desde luego, allí también juegan Milton y Cortés, y dependerá en mucho de las evoluciones de la política nacional para saber qué pasa.Por ahora hay que prestarle atención al sexteto y escuchar con atención lo que tengan que decir sus integrantes en materia de vivienda, educación inicial, seguridad, medio ambiente, cultura, y desarrollo económico y social.En Cali necesitamos un gran alcalde y eso sólo es posible con electores conscientes a los que les duela la ciudad.

VER COMENTARIOS
Columnistas