Roy, el ilusionista

Octubre 11, 2012 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Roy Barreras es el prestidigitador de la política colombiana. Con su sonrisa de telenovela, su verso abundante y sus ademanes estratégicos, el senador se ha convertido en el rey del ilusionismo, un mago que apela a sus mejores trucos para navegar tranquilamente en las sinuosas aguas de la política regional y nacional.Presos los padrinos locales, Juan Carlos Martínez y Dilian Francisca Toro, el senador se convirtió en el gran devorador de la burocracia regional. Ya lo venía siendo, luchando palmo a palmo con esos depredadores Martínez y Toro. Pero bien idos ambos, surgió la figura egregia de nuestro Roy, el hombre de los mil rostros. El indescifrable de la política, el ‘líder sagaz’ que hoy acompaña a César Gaviria, camina de la mano de Germán Vargas, amanece en la finca de Álvaro Uribe y anochece jugando póker con el presidente Santos. Este camaleón de la política nacional tiene una ambición desmedida, un apetito voraz que le ha permitido conseguir cuotas burocráticas en Caprecom, Aerocivil, Infivalle, CVC, Alcaldía de Cali y Gobernación de Valle, entre otras entidades. Él sabe lo que es arrimarse al árbol que dé la mejor sombra. Por eso su facilidad de pasar de ser el adalid de las políticas más guerreristas de Uribe a convertirse en el más férreo defensor del proceso de paz del presidente Santos. Una prueba más de su desmedida ambición y deseo de apartar a cualquier precio a sus opositores, la dio cuando ‘peló el cobre’ y mientras el vicepresidente Angelino Garzón luchaba en una cama por su vida, no tuvo inconveniente en proponer eliminar esta figura. Luego, quiso deshacerse de Garzón a través de una comisión de médicos y, después, ante la protesta nacional, decidió dejar todo en manos de la Procuraduría. Sus amigos de la burocracia dicen que Roy está listo para ser el vicepresidente de Santos. Él lo cree y cuando habla, toma actitud de Jefe de Estado. No contento con ser el presidente del Congreso, quiere que su hijo, Roy Alejandro, recién llegado al cabildo caleño, sea el presidente del Concejo. Y por si fuera poco, en los corredores de la política se rumora que su esposa Gloria Elena Arizabaleta será candidata al Senado, con el respaldo del médico Barreras.Hoy el ‘besamanos’ regional pasa por la casa Barreras y por lo menos en los próximos tres años, nada se moverá sin la bendición del Rey Roy.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad