Retos de Guerrero

Retos de Guerrero

Diciembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

El 2013 se perfila como un año decisivo para la administración del alcalde Rodrigo Guerrero. Por lo menos en cuatro frentes deberá enfocar su liderazgo el Mandatario local para romper el malestar que hay en gran parte de la ciudadanía y demostrar que los técnicos de la administración tenían razón cuando pidieron tiempo para mostrar sus resultados.Disminuir la tasa de homicidios y generar una sensación de seguridad en la capital del Valle será uno de los principales retos del Gobierno caleño el próximo año. La aparición de bandas criminales y los asesinatos por cuenta del control del microtráfico de drogas se está volviendo un problema inmanejable en la ciudad, que está costando un promedio de entre seis y siete homicidios diarios. Atacar este fenómeno requiere un esfuerzo mancomunado y alguien con la suficiente estatura para liderar propuestas y crear, realmente, una política de seguridad municipal. Superar las deficiencias que afronta hoy el MÍO será también crucial para la Administración Guerrero. La salida de los últimos buses del sistema tradicional será un reto que de no superarse colapsará la movilidad de miles de caleños y repercutirá en la imagen del Alcalde. Aumentar la flota de buses padrones al igual que la frecuencia de las rutas y diseñar una estrategia de información para que los usuarios sepan exactamente dónde se toman los buses alimentadores y su destino será determinante en el nuevo año para que el MÍO no se vuelva un sistema odioso para los caleños.Sin educación difícilmente la ciudad disminuirá sus índices de inequidad y la brecha social cada vez será mayor. La calidad que se imparte en la mayoría de colegios públicos es deficiente y cada administración parece prestarle menos atención a las instituciones oficiales. El caos que ronda en esta Secretaría, la politización de la educación y el poco estímulo para la preparación de los profesores está creando un sistema educativo miserable para los sectores populares. Por último, la devolución de Emcali, después de más diez años de intervención, es otro de los grandes retos de la Administración Guerrero. Y no se trata de un mero trámite, lo que realmente está en juego es la capacidad del gobierno local para blindar la empresa, evitar que se convierta en un fortín burocrático del cacique de turno y devolver el esplendor que algún día tuvo la empresa de servicios públicos de la ciudad.

VER COMENTARIOS
Columnistas