¡Qué incultura!

Mayo 12, 2011 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Qué triste paradoja: al tiempo que el Gobernador del Valle y el Alcalde de Cali anunciaban, en medio de una colorida presentación de bailarines, el nacimiento de ‘Ciudad salsa’, propuesta que pretende divulgar las manifestaciones de este género musical, el secretario de Cultura, Carlos Rojas, daba un entierro de tercera al Festival Internacional de Cine.Quedó en sus platas Rojas. Quienes dudaban de su calidad como administrador y de su preparación para manejar un sector tan sensible, confirmaron sus temores. Un funcionario gris, que fácilmente pasó de la cuestionada administración de Apolinar Salcedo a ser un consentido (sin mayores méritos) en el gobierno de Ospina, tuvo su prueba de fuego, pero demostró su flaqueza y mediocridad para estar al frente de una cartera tan importante como la de la cultura.Inconsistencias presupuestales fueron los flojos argumentos burocráticos para darle sepultura a un evento que volvió a poner a Cali en la ‘meca’ de la cinematografía nacional. Pero no, Rojas no pudo más, es que no da más... Cuando llegó al cargo desmontó varios de los exitosos programas que había dejado su antecesor, Argemiro Cortés. Como buen ‘clientelista’ sacó a varios asesores de comunicación, acabó proyectos como el de las industrias culturales, que garantizaban la continuidad de legados artísticos del Pacífico; hoy el plan decenal de cultura pende de un hilo y algunas bibliotecas, como la Centenario, aún no están funcionando por falta de contratos para la adecuación del espacio. Incluso, hasta los bibliotecarios no tienen aún contratos. La respuesta de la Ministra de Cultura fue contundente: “El Festival de Cine no se presentó al Plan Nacional de Concertación y por eso, para 2011, no tiene recursos disponibles”. En esencia, faltó gestión. Si el Alcalde no apoya estos procesos, es obligación del Secretario gestionar, buscar, solucionar. Y si ese trabajo le queda grande a Rojas, que se vaya, no tiene nada qué hacer en el cargo. Porque en lo que sí ha resultado muy eficiente es en el manejo del programa de los Guardas Cívicos. ¡Qué bien le ha salido la tarea! ¡Qué contentos están nuestros concejales!Es evidente que esta Administración no le ha apostado con fervor a la cultura: se percibe en el recorte de 7 mil millones de pesos que tuvo el sector en 2011. El estadio y las megaobras dejaron, como siempre, a la cultura como ‘patito feo’. Nada qué hacer: tocará culturizarse sólo en Discovery Channel.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad