¿Qué hacer con el MÍO?

Noviembre 19, 2015 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Uno de los ‘chicharrones’ que no pudo resolver el alcalde Rodrigo Guerrero y que tendrá que solucionar Maurice Armitage es lo concerniente al sistema de transporte masivo, MÍO. Hace unos días, Metrocali anunció con bombos y platillos que el MÍO pasó de medio millón de pasajeros, en promedio, en agosto y septiembre de este año. Sin embargo, los únicos que parecían contentos eran los funcionarios de Metrocali porque por un lado para los operadores a esta fecha deberían estar moviendo 900.000 personas diarias y por otro lado, las quejas de los ciudadanos no se hicieron esperar.Elpais.com.co generó un debate en redes sociales y algunos comentarios de los usuarios fueron los siguientes: “No hay cultura ciudadana, ventas, limosneros, demoras en el servicio… Vivo en otra ciudad, y veo el servicio más malo (@andresvieras). “Hay rutas que se demoran hasta una hora y 30 minutos en llegar de un lugar a otro” (@juanpol16). “Desde que inició el MÍO no han hecho más que aumentar las motos y la piratería, es la mejor evidencia del mal servicio que presta” (@davidnorecuador). “Metrocali debería entender que un mejor servicio no solo es crear nuevas estaciones sino mejorar en calidad” (@Donzurdo).Estas fueron algunas de las expresiones más críticas frente al sistema, un proyecto que nació mal, porque la ruta más importante, que debía movilizar el mayor número de pasajeros, fue de las últimas que se implementó.Es evidente que los caleños han perdido el sentido de pertenencia frente al MÍO. Las demoras, los trasbordos, la falta de información sobre los cambios, los buses repletos, son algunos de los problemas más graves que afronta el sistema. Armitage tiene que meterle la mano y pronto porque los caleños hoy prefieren un pirata a un MÍO, no tengo dudas de eso. El mejoramiento de la movilidad en la ciudad pasa por un excelente sistema de trasporte público y hoy no lo tenemos.Si bien Armitage ha hablado de aumentar la flota de buses, el problema no es solamente ese. Es también buscar un verdadero sistema integrado de transporte. Es que Cali no puede depender solo del MÍO para su movilidad. La ciudad tiene una red férrea que la atraviesa de norte a sur y está completamente inutilizada. Medellín acaba de inaugurar su tranvía y nosotros con la carrilera invadida. Urge un sistema de tren de cercanías, tren ligero o como quieran llamarlo, pero la ciudad necesita alternativas de transporte, ya no más con ese monopolio de buses.

VER COMENTARIOS
Columnistas