Petro, ¿la víctima?

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Qué favor le hizo el procurador Alejandro Ordóñez al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Una discutida administración, con más bajas que altas, quedó en el olvido, frente a la victimización del líder de los Progresistas. Petro, un brillante orador y experto en el manejo de las masas, podría alcanzar lo que hasta ahora la izquierda no ha podido cuajar: unirse en torno a un candidato a la Presidencia, que tal como van las cosas necesitará el guiño de Petro para ser ungido y aglutinar a todas las fuerzas que están más allá de Santos y Uribe.Si la izquierda necesitaba un ‘mártir’, aquí lo tienen. Petro se muestra como el hombre perseguido por la extrema derecha encarnada en Ordóñez y Uribe. La decisión del Procurador ha logrado que hasta el próximo embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, se haya pronunciado y sostenga que la destitución del alcalde Petro, “podría erosionar” el proceso de paz si sectores del país concluyen que no se está respetando el pluralismo político.Más allá de la discusión si lo determinado por Ordóñez es justo o no, en el ambiente ha quedado un tufillo de revancha contra uno de los hombres más críticos del Gobierno Uribe.La administración Petro se estaba desmoronando solita, sin necesidad de empujarla al abismo. Sus continuos arrebatos de soberbia, los permanentes cambios de gabinete, sus palos de ciego a la hora de tomar decisiones estaban demostrando que si bien Petro era reconocido como un crítico del sistema y un exhaustivo investigador de las problemáticas de Estado, no se destacaba como un brillante administrador de la cosa pública.¿Era necesario que el Procurador lanzara toda su carga de profundidad contra Petro, precisamente en momentos en que se adelanta un proceso de paz en el país? ¿Es una jugada política a tres bandas del Procurador para mandar un mensaje de que se opondrá a cualquier acuerdo que se logre en La Habana y un ‘recorderis’ al presidente Santos de quién es el hombre que manda hoy en Colombia?A la luz de lo ocurrido en estos días, Petro ha sabido capitalizar, por ahora, un momento crítico para su futuro político, sin embargo, ¿podrá la izquierda aprovechar su ‘mártir’ para unirse y presentarse como una opción política real de gobierno? Hagan sus apuestas.

VER COMENTARIOS
Columnistas