‘Novelón’ de Useche

Diciembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

El ‘novelón’ en que se ha convertido la posesión del gobernador electo por el Valle del Cauca, Héctor Fabio Useche, se está convirtiendo en una mancha más para esta región, bastante desprestigiada por sus prácticas políticas, en el concierto nacional.Amparado en justificaciones legales, Jorge Homero Giraldo no ha dado su brazo a torcer y sigue empeñado en impedir que el médico Useche tome posesión del cargo. Sus razones tendrá Homero, pero lo cierto es que a la luz de los acontecimientos, nuevamente el Valle queda como un ‘departamentico’ en el que no se tiene confianza en las instituciones, ni en los políticos de turno y, ni siquiera, en los mismos electores.No ha arrancado aún el mandato de Useche y ya sabemos cómo va a ser su triste destino en la Gobernación del Valle. Una región dividida, en la que haga lo que haga, el mandatario electo será cuestionado, criticado y su mandato será una tortura para él.Claro, eso no es gratuito. Sus vínculos probados con los inefables ‘juancarlos’ han dejado huella en su breve historia política regional. De buenas fuentes sé que Useche ha manifestado abiertamente, en algunos sectores de la sociedad caleña y vallecaucana, su intención de ‘desmarcarse’ de Juan Carlos Abadía. También he sabido que Useche se ha acercado a algunos ‘patriarcas’ locales con la intención de vincularlos a su Administración para así lograr cierto reconocimiento en esos círculos. Sin embargo, todo indica que esos acercamientos han sido infructuosos y más allá de palmaditas en la espalda, nadie quiere comprometerse en ayudar a Useche. ¿Qué va a pasar entonces? Que este médico, así tuviera reales intenciones de sacudirse de la funesta influencia de Abadía y Martínez, tendrá que gobernar con los mismos ‘amigotes’ que ha conocido y que le han recomendado los ‘juancarlos’, porque nadie le cree.Qué encrucijada. Me recuerda, guardadas las proporciones y las diferencias del caso, a la película Carlito’s Way. Al Pacino tratando de sacudirse del mundo criminal que lo rodea y el mismo sistema que no se lo permite. Sin embargo, tendría que ser muy tarado Useche para cometer los mismos errores de su antecesor, a sabiendas que los ojos de todo un departamento estarán encima de él, incluso, más que con Abadía. Por lo tanto, me cuesta creer que alguien pueda ser tan incompetente de terminar destituido y en la cárcel por pagarle favores a otro.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad